Ibiza, Patrimonio de la Humanidad

Si bien es cierto que la Ibiza que todo el mundo conoce podría resumirse en un turismo fiestero hasta la extenuación, la Ibiza que los isleños conocemos poco tiene que ver con esas ansias de fiesta, salvo los viernes, sábados y vísperas de festivo.

Y algunos, ni eso. Algunos preferimos simplemente pasar un día sin jaleos, fiestas ni parrangas. Tal vez ese ánimo de no fiesta es el que te permite descubrir la otra Ibiza, la que conquistó a los fenicios, la de playas serenas y calas solitarias, que aún existen.

Visitar Santa Inés en febrero, redescubrir una torre de vigilancia y contemplar un hermoso paisaje, vivir un atardecer en la costa oeste. Todas las actividades que uno puede practicar cuando se levanta temprano.

Pero hay una en particular poco conocida por muchos de los turistas que nos visitan. Es la subida a la ciudad de arriba, la ciudad amurallada, Dalt Vila. Sus murallas, con cinco baluartes defendiendola, constituyen uno de los mayores descubrimientos de finales del siglo XX. No porque antes no la conociesemos, sino porque no sabíamos de su importancia, su antigüedad, y el hecho de estar en perfecto estado de conservación. Una construcción que ya fue declarada Patrimonio de la Humanidad y que durante los últimos siglos había pasado desapercibida con la llegada invasora de tanto turista.

Ibiza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s